Los suplementos vitamínicos son complementos alimenticios que contienen una combinación de diferentes vitaminas, minerales y antioxidantes. Se comercializan en diferentes presentaciones y entre sus principales beneficios puede mencionarse el hecho de que fortalecen el sistema inmunológico.

Debido a su comprobada efectividad, no pueden dejar de formar parte de los suplementos deportivos de atletas y deportistas tanto profesionales como entusiastas que quieran conseguir una excelente condición física.

Es por eso que en este artículo te contaremos las 5 ventajas que aportan los suplementos vitamínicos en tu rutina deportiva.

#1 Ayudan a la recuperación muscular

Las vitaminas C y D y minerales como el calcio, potasio, magnesio y silicio son fundamentales para la regeneración muscular y para la protección de diferentes estructuras del cuerpo, de hecho, la falta o escasez de alguno de estos nutrientes en el organismo trae consecuencias como la debilidad física.

Por otro lado, está comprobado que el magnesio es capaz de aliviar molestias y dolores musculares, cumpliendo así un papel importante en el proceso de recuperación de los músculos.

#2 Combaten la sensación de fatiga

El bajo rendimiento durante el entrenamiento está directamente relacionado con la fatiga o la falta de energía, sin embargo, esta puede combatirse si se consumen complementos vitamínicos que entre sus componentes contengan vitaminas B1, B2, B6 y B12, ya que estas participan en el metabolismo energético del organismo, optimizando su función.

Asimismo, el complemento debe contener zinc, magnesio y selenio debido a que son excelentes antioxidantes.

#3 Evitan el desgaste físico y mental

Tras una rutina de entrenamiento es muy probable que ocurra desgaste físico, no obstante, la mejor manera de evitarlo es consumiendo suplementos multivitamínicos, ya que al contar con vitaminas como la C, D y E que son potentes antioxidantes y con minerales como el hierro y magnesio que son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo, el cuerpo se mantendrá en óptimas condiciones.

Consumir este tipo de suplementos también ayuda a combatir el agotamiento mental.

#4 Mejoran la función metabólica

Vitaminas del grupo B, como la B2, las B5 y la B8 (Biotina) cumplen un papel fundamental en las funciones metabólicas del cuerpo, por ejemplo, participan en el metabolismo de las proteínas y carbohidratos, así como también en el metabolismo de los alimentos y en las funciones asociadas al crecimiento corporal.

Como consecuencia de una mejor función metabólica, el deportista podrá experimentar mayor bienestar y rendimiento físico durante el entreno.

#5 Evitan el déficit vitamínico

Un déficit vitamínico puede traer graves consecuencias que no solo afectan el rendimiento físico y deportivo, sino que también influyen en la cotidianidad de las personas, por lo tanto, el consumo habitual de un suplemento de vitaminas es fundamental para conservar un óptimo estado de salud.